Menu
Topics

Ultrasonido intravascular

El ultrasonido o ecocardiografía intravascular es una ecocardiografía que se realiza junto con un procedimiento denominado «cateterización cardíaca».

El ultrasonido o ecocardiografía intravascular es una ecocardiografía que se realiza junto con un procedimiento denominado «cateterización cardíaca». El ultrasonido intravascular es un estudio que emplea ondas sonoras para producir una imagen de las arterias coronarias y ver en qué estado se encuentran. Las ondas sonoras se envían a través de un tubo denominado «catéter» que se introduce por una arteria hasta llegar al corazón. Este estudio permite ver el interior de los vasos sanguíneos.

El ultrasonido intravascular casi nunca se realiza independientemente o como un procedimiento estrictamente diagnóstico. Generalmente se realiza junto con una intervención coronaria percutánea, tal como una angioplastia.

¿Cómo funciona?

El ultrasonido intravascular emplea ondas sonoras de alta frecuencia (también denominadas «ondas ultrasonoras») que permiten obtener una imagen animada del corazón. Las imágenes se obtienen dentro del corazón en lugar de a través de la pared torácica. Las ondas sonoras se transmiten mediante un aparato denominado «transductor». El transductor se coloca en el extremo de un catéter que se introduce por una arteria hasta llegar al corazón. Las ondas sonoras rebotan de las paredes de la arteria y vuelven al transductor en forma de ecos. Los ecos se convierten en señales eléctricas que producen una imagen de las arterias coronarias y otros vasos del organismo que puede observarse en una pantalla de televisión.