Search our website Find job opportunies at THI and St. Luke's Find a doctor location and contact information
About UsPatient CareHeart information Center EducationResearchSupport The Texas Heart Institute
Women's Heart & Vascular Health
 
Center for Women's Heart & Vascular Health
  Back to previous page

 

Directo al grano con la doctora Stephanie 
Julio de 2013
 
  El pescado, los ácidos grasos omega 3 y
los suplementos de aceite de pescado 
 

Stephanie Coulter, MD

El tema de los suplementos dietéticos me causa reacciones intensas. El de este mes es, sin lugar a dudas, uno muy candente: los suplementos de aceite de pescado y los ácidos grasos omega 3.

El Houston Chronicle publicó recientemente un artículo titulado:: «¿Han perdido su esplendor los suplementos de aceite de pescado?» (Have fish oil supplements lost their luster?) en el que mis colegas y yo hicimos los comentarios que se mencionan a continuación. 

Las mujeres en particular se están autorrecetando suplementos de aceite de pescado para una serie de afecciones corrientes, como el asma, los cólicos menstruales, la soriasis, el trastorno bipolar, la presión arterial alta, la depresión, el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, las complicaciones del embarazo y, por supuesto, las enfermedades del corazón.

El pescado es bueno para el corazón. 

El pescado es una buena fuente de ácidos grasos omega 3, que tienen efectos benéficos reconocidos en el corazón de las personas sanas y de las que sufren o están en peligro de sufrir enfermedades cardiovasculares. Se ha demostrado que los ácidos grasos omega 3 retrasan la tasa de crecimiento de la placa aterosclerótica, reducen la presión arterial y disminuyen el riesgo de sufrir arritmias (alteraciones del ritmo cardíaco), que pueden causar muerte cardíaca súbita. 

Los adultos podemos protegernos el corazón consumiendo pescado oleoso por lo menos dos veces por semana. Yo les recomiendo mucho a mis familiares y pacientes la dieta mediterránea (Directo al grano con la doctora Stephanie Marzo de 2013) porque promueve el consumo de pescado y de alimentos ricos en ácidos grasos omega 3.

Por la misma razón, la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) recomendó que el adulto sano consuma una amplia variedad de pescado oleoso, como salmón, atún, caballa, arenque y trucha, por lo menos una vez por semana. En las mujeres posmenopáusicas y los hombres de edad madura y de edad avanzada, los beneficios del consumo de pescado superan con creces los posibles riesgos de la contaminación por mercurio sobre los que alertan la FDA y la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA).

Pero, ¿de dónde obtener los suplementos de aceite de pescado?  

El hecho es que usted debería habituarse a los beneficios de los ácidos grasos omega 3, pero es preferible que los reciba en la alimentación a que los tome de un frasco de pastillas. Y no muerda el anzuelo de creer que el aceite de pescado es la panacea de todas las enfermedades. 

Las pastillas no reemplazan la buena alimentación.   

La excepción de esta regla la constituyen las personas que tienen los triglicéridos demasiado altos (y corren el riesgo de sufrir obstrucciones en las arterias), si no pueden modificar adecuadamente la alimentación y el régimen de ejercicio. Cuatro gramos diarios de suplementos de aceite de pescado pueden reducir la concentración de triglicéridos hasta en un 40%. Los suplementos de pescado y de aceite de pescado pueden disminuir ligeramente la presión arterial, pero las pruebas científicas no demuestran que puedan sustituir los medicamentos para la presión arterial que el médico le haya recetado. Tómese los medicamentos y siga al pie de la letra las indicaciones del médico. 

Seguimos estudiando los mecanismos mediante los cuales el aceite de pescado reduce el riesgo de las enfermedades cardiovasculares. Espero volver a hablar de ese tema pronto. Entretanto, les aconsejo pasar por el mostrador de pescado del supermercado el 4 de julio.

¡Hasta la próxima!

Dr. Stephanie Coulter
Stephanie Coulter, MD
  

Si desea más información sobre nutrición, visite el Centro de Información Cardiovascular del Texas Heart Institute (Instituto del Corazón de Texas).

Visite los archivos de «Directo al grano» del sitio Web del Instituto del Corazón de Texas para enterarse de otras formas en que las mujeres pueden cuidarse el corazón.

¿Hay algún tema sobre el cual le gustaría preguntarle a la doctora Stephanie? Envíenos un mensaje de correo electrónico a women@texasheart.org y es posible que su pregunta sea el próximo tema de «Directo al grano».

 

In English 

Estamos salvando corazones y árboles. El boletín Women's Heart Health E-News se envía por correo electrónico (en inglés solamente) y la columna “Directo al grano con la doctora Stephanie” se publica en Internet en español, al igual que su versión original en inglés (Straight Talk from ‘Dr. Stephanie’). 

Visite el Centro para la Salud Cardiovascular de la Mujer en www.texasheart.org/women.

Top  
Like us on Facebook Follow us on Twitter Subscribe to us on YouTube Find Us on Flicikr Follow Us on Pinterest Add us on Google+ Find us on LinkedIn

Please contact our Webmaster with questions or comments.
Terms of Use and Privacy Policy
© Copyright 1996-2014 Texas Heart Institute.
All rights reserved.
This website is accredited by Health On the Net Foundation. Click to verify. U.S. NEWS America's Best Hospitals 2013-14