Search our website Find job opportunies at THI and St. Luke's Find a doctor location and contact information
About UsPatient CareHeart information Center EducationResearchSupport The Texas Heart Institute
Centro de Informaci�n Cardiovascular
 
Cardiomiopatía dilatada
  Back to previous page
  In English

Cardiomiopatía dilatada
| Share

La cardiomiopatía dilatada es la enfermedad más común del músculo cardíaco. Se produce con mayor frecuencia en gente de mediana edad y es más común en los hombres que en las mujeres. Pero la enfermedad ha sido diagnosticada en gente de todas las edades, incluso en niños.

La cardiomiopatía dilatada, también denominada «cardiomiopatía congestiva», daña el tejido muscular que conforma las cavidades de bombeo del corazón. Si las paredes de estas cavidades se debilitan demasiado, el corazón no puede bombear normalmente.

Inicialmente, las funciones del organismo seguirán siendo casi normales. Otras partes del organismo tratarán de compensar la disminución de la capacidad de bombeo del corazón con un aumento en la cantidad de líquido que retienen y produciendo más sangre de lo normal. Entonces, las cavidades del corazón se agrandan (dilatan) para poder recibir este mayor volumen de sangre. Este agrandamiento puede inicialmente restablecer en parte la fuerza de bombeo del corazón porque cuanto más se estire un músculo, con mayor fuerza podrá contraerse.

Pero, con el tiempo, el estiramiento del músculo cardíaco hace que el corazón se agrande o dilate. Esto se denomina «cardiomegalia». Los médicos típicamente pueden determinar la presencia de cardiomegalia midiendo el tamaño del corazón. Se considera cardiomegalia cuando el diámetro del corazón es de más de un 50 % del diámetro interno de la caja torácica (el índice cardiotorácico).

Los efectos a largo plazo de la cardiomegalia no son buenos. El corazón tratará de aumentar su frecuencia para bombear más sangre al organismo. Y cuando el corazón no puede contraerse bien, afecta a la circulación y da lugar a una acumulación de líquido en los pulmones, la región superior del abdomen y las piernas. Esta acumulación de líquido dificulta la respiración y produce hinchazón (edema). Éstos son dos síntomas comunes de insuficiencia cardíaca.

La cardiomegalia a veces da lugar a ritmos cardíacos anormales denominados «arritmias». Además, la sangre circula más lentamente por un corazón agrandado y, por lo tanto, pueden formarse coágulos sanguíneos fácilmente. Estos coágulos pueden desprenderse y desplazarse por la corriente sanguínea hasta llegar a los pulmones (embolia pulmonar) u obstruir un vaso sanguíneo en el cerebro o el corazón.

¿Cuáles son las causas?

La mayoría de los casos de cardiomiopatía dilatada se denominan «idiopáticos», lo cual significa que no puede determinarse exactamente su causa. Algunos médicos piensan que podrían deberse a infecciones virales. Lamentablemente, los virus son difíciles de detectar en muestras de laboratorio. Como la persona pudo haber sufrido la infección meses o incluso años antes de presentar síntomas de un debilitamiento del músculo cardíaco, es difícil determinar exactamente la causa.

Las siguientes son otras posibles causas:

  • Alcohol y otras sustancias tóxicas

    Hasta un 30 % de los casos de cardiomiopatía dilatada están relacionados con el consumo excesivo de alcohol. Después de muchos años de beber en exceso, el corazón puede debilitarse debido al efecto tóxico del alcohol en las células musculares. Además, los bebedores excesivos suelen beber alcohol en lugar de comer alimentos, lo cual deriva en una nutrición deficiente. Otras sustancias tóxicas, incluidas algunas sustancias químicas y pesticidas, y el consumo abusivo de drogas también han demostrado debilitar el músculo cardíaco.
     
  • Nutrición deficiente

    Si el organismo no recibe una cantidad adecuada de las vitaminas y minerales esenciales que necesita, especialmente, vitamina B1, puede producirse una cardiomiopatía dilatada. Esto es más común en los países en vías de desarrollo que en los Estados Unidos y otros países desarrollados.
     
  • Inflamación

    En una enfermedad poco común denominada «miocarditis», el músculo cardíaco se hincha o inflama debido a una infección viral, con menor frecuencia una infección bacteriana, u otro proceso infeccioso. El enfermo podría no presentar síntoma alguno. Podría tener una sensación de dolor en el pecho y sentirse cansado como si tuviera un catarro fuerte o gripe. Generalmente, un caso leve de miocarditis desaparecerá sin dejar secuelas. Es más, es posible que una persona padezca de esta enfermedad sin saberlo. Los casos graves a menudo no se diagnostican hasta que no se manifiesten síntomas de insuficiencia cardíaca. Incluso un caso grave podría desaparecer sin ser advertido, pero estos casos graves generalmente ocasionan un daño irreversible y permanente al músculo cardíaco.
     
  • Embarazo y parto

    En casos excepcionales, una mujer podría padecer una enfermedad del músculo cardíaco hacia el final de un embarazo o durante los primeros meses después de dar a luz. Esto se denomina «cardiomiopatía periparto». Sufra o no una infección viral o bacteriana, el músculo cardíaco podría inflamarse. Los investigadores no han logrado descubrir el motivo de la inflamación. Se sabe que si una mujer se restablece y vuelve a quedar embarazada, corre el riesgo de sufrirla nuevamente. Además, en los Estados Unidos, las afroamericanas sufren de cardiomiopatía periparto con mayor frecuencia que las mujeres de otras razas.
     
  • Herencia

    Aunque los científicos no saben si existe un gen que cause cardiomiopatía dilatada, muchos creen que existe una predisposición hereditaria. Señalan casos en los que los miembros de la misma familia tienen la enfermedad. Además, algunos trastornos cerebrales de origen genético, tales como la distrofia muscular, están relacionados con una enfermedad del músculo cardíaco.
     
  • Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida)

    Los estudios recientes han demostrado que el sida aumenta el riesgo de cardiomiopatía dilatada. Entre el 1 % y el 8 % de los enfermos con sida sufren de este tipo de daño cardíaco.

¿Cuáles son los síntomas?

A veces esta enfermedad no ocasiona síntoma alguno. Otras veces, es posible sentir síntomas típicamente relacionados con el catarro o la gripe: escalofríos, fiebre, dolor generalizado y cansancio.

Cuando el corazón se agranda mucho, hay síntomas evidentes, tales como dolor en el pecho, cansancio extremo, falta de aliento e hinchazón de las piernas y los tobillos. Estos son los primeros síntomas de insuficiencia cardíaca.

¿Cómo se diagnostica?

  • Una radiografía de tórax muestra si el corazón está agrandado y si hay líquido en los pulmones.
     
  • Un electrocardiograma (ECG) muestra las zonas dañadas del corazón.
     
  • Una ecocardiografía muestra el tamaño del corazón y cuánto daño hay. La ecocardiografía también se usa para ver si el movimiento de la pared cardíaca ha disminuido (esto se conoce como «hipocinesia»).
     
  • Una angiografía, un procedimiento de cateterización cardíaca, da una imagen detallada del funcionamiento de las arterias, cavidades y válvulas cardíacas.
     
  • Una biopsia del tejido de la pared del corazón puede ayudar a determinar la gravedad del daño sufrido por el corazón o el proceso que puede estar causando el daño.

¿Cómo se trata la cardiomiopatía dilatada?

Puédase o no identificarse la causa, el tratamiento consiste en aliviar los síntomas y el esfuerzo del corazón. Podrían ser necesarios cambios en el estilo de vida, medicamentos o tratamiento quirúrgico.

Si los médicos pueden establecer la causa de la cardiomiopatía dilatada, el tratamiento podría ser más específico. Por ejemplo, modificar la alimentación o limitar el consumo de alcohol puede corregir el daño sufrido por el corazón. En algunos casos de cardiomiopatía dilatada de origen alcohólico, dejar la bebida por completo permite que el organismo sane por sí mismo.

Modificación del estilo de vida

En algunos casos podría ser necesario adelgazar y dejar de fumar. También es importante dormir bien, limitar el consumo de sal y comenzar un programa de ejercicio moderado aprobado por el médico. Mejorar el acondicionamiento físico general puede aliviar el esfuerzo del corazón y hacer más eficaces los medicamentos.

Medicamentos

Los medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas y mejorar el funcionamiento del corazón.

Para algunos pacientes, podría ser necesario tener oxígeno disponible en todo momento.

Tratamiento quirúrgico

En algunos casos el daño sufrido por el músculo cardíaco es tal que no basta con administrar medicamentos. Entonces, podría recomendarse un trasplante cardíaco. El paciente podría necesitar el apoyo de un dispositivo de asistencia cardíaca mientras espera un corazón donado. En ciertos casos, el dispositivo podría darle al corazón el tiempo que necesita para recuperar su función, eliminándose de esta manera la necesidad de un trasplante cardíaco.

Más información en este sitio Web: Cardiomiopatía

Información en otros sitios Web:

MedlinePlus
www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000168.htm
Miocardiopatía dilatada


Última modificación: octubre 2013
Inicio  
Centro de Informaci�n Cardiovascular del Texas Heart Institute
Por medio de este programa de extensi�n comunitaria, el personal del Texas Heart Institute (THI) brinda informaci�n educativa referente a la prevenci�n, el diagn�stico y el tratamiento de enfermedades cardiovasculares. No es la intenci�n de THI brindar asesoramiento m�dico espec�fico sino suministrar informaci�n a los usuarios para que puedan entender mejor su estado de salud y las enfermedades que les hayan sido diagnosticadas. No se brindar� asesoramiento m�dico espec�fico y THI recomienda a los usuarios que consulten a un m�dico cualificado si necesitan un diagn�stico o tienen preguntas.
 
 
Nosotros subscribimos Los Principios del c�digo HONcode de la Fundaci�n Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del c�digo HONcode.
Compru�belo aqu�.
Por favor comun�quese con nuestro Webmaster si tiene preguntas o comentarios. Test
Condiciones de uso y Pol�tica de privacidad
� Copyright 1996-2014 Texas Heart Institute. Todos los derechos reservados.